F

BONAO. El Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) exigió la liberación de su vocero local, en Bonao, Edward Vásquez y de Christian Rodríquez apresados la tarde del martes, acusados de romper cristales de la Fiscalía de la Mujer.

Grabiel Sánchez, vocero nacional de la organización, sostuvo que ya iniciaron las movilizaciones en Bonao, y responsabilizó al procurador fiscal de Bonao, Farías Mosquea, al gobernador Nicolás Restituyo y a la Policía Nacional, de lo que le pueda suceder.

Sánchez manifestó que la justicia es muy eficaz cuando se trata de instrumentar falsos expedientes y culpar a los pobres y advirtió que de no ser liberados los dos dirigentes, las protestas se extenderán a otros pueblos de la región.