F

Rafael Tomás Jaime

El exjefe de la Policía Jaime Marte Martínez acusó al exministro de Interior y Policía Franklin Almeyda Rancier del deterioro en los niveles de delincuencia y de la imagen de la institución ante la sociedad, por su administración corrupta e irregularidades durante su gestión.

F

Marte Martínez, jefe de la institución durante el período 2002-2004, acusó a Almeyda Rancier de contribuir con el incremento de la delincuencia de un 12% a un 34 por ciento al dejar el Ministerio.

Además, lo emplazó a dar explicaciones al país del uso de los recursos que manejó el Ministerio durante su gestión, al criticar que impusiera el pago de un fideicomiso de 500 pesos adicionales para la renovación de las licencias para porte y tenencia de armas de fuego, supuestamente para indemnizar a las víctimas por balas perdidas.

Entrevitado en el programa «El Gobierno de la Noche» de la Z101, le emplazó a que explique qué hizo con esos recursos.

También a que le cuestionó que sustiyera los policías que formaban parte de su escolta por militares, pese a que era el presidente del Consejo Superior Policial.

F

Agregó en sus críticas a la gestión de Almeyda Rancier la compra de una flotilla de carros marca Ford Focus, que no se le dieron usos adecuados y hoy están vueltos chatarras en un cementerio de vehículos.

Cuestionó a la vez la compra de las motocicletas Harlead Davidson para el patrullaje, que nadie sabe donde están, igual que los equipos alcoholímetros, que no se ven ni se sabe de su uso.

A su juicio, la gestión de Almeyda Rancier en Interior y Policía ha sido la más desastrosa que ha habido, que inició mal desde un principio, con la creación de la llamada Policía Voluntaria, que no eran agentes, pero cobraban más que un policía y les daban incentivos.

Respecto a la gestión de José Ramón (Monchy) Fadul, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) afirmó que ha sido menos desastrosa que la de Franklin Almeyda Rancier, también miembro de ese organismo de dirección política peledeísta.

F

Sostuvo que Monchy «ha sido más coherente, menos conflictivo y mas respetuosa de la institución».