David Ortiz se encuentra en estos momentos “estable” aunque todavía permanece en cuidados intensivos después de un “proceso bastante delicado” que fue la intervención quirúrgica a la que fue intervenido de “aproximadamente seis horas”.

Así lo informó a las 12:00 del mediodía Leo López, su asistente .

A Ortiz se le extirpó parte de los intestinos, el colon y se le extrajo la vesícula para detener un sangrado que tenía en el hígado que también fue perforado, confirmó también López.

“Está consciente. Inmediatamente esté disponible será trasladado hacia Boston”, agregó.

Entre los médicos que atienden al tres veces ganador de la Serie Mundial con los Medias Rojas, están Abel González, su hijo, Abel González Junior, y Alejandro Smester López.

“El atraco está descartado. No hay duda de que fue un acto de sicariato y está bajo investigación y esperamos que se llegue a la conclusión”, refirió López al ser abordado por un grupo de periodistas.

Sostuvo que en las redes sociales cada quien explica el caso como quiere, al rechazar que el atentado haya tenido como móvil los celos de alguien por algún romance con una mujer.

Ortiz jugó durante 20 temporadas en la MLB, se retiró del béisbol en el 2016 y es considerado uno de los bateadores más importantes y un fuerte candidato al Salón de la Fama. Bateó .286 con 541 jonrones, 632 dobles y 1,768 carreras impulsadas con Boston y Mellizos de Minnesota.