El cadáver de un hacendado fue encontrado bajo tierra en una finca de su propiedad, ubicada en el sector Piloto del municipio de Guayubin, provincia de Montecristi.

Se trata de Ángel Danilo Matías Gómez, quien era el propietario de la dulcería Piloto.

Las autoridades manejan la hipótesis de que Matías Gómez fue ultimado en un atraco para despojarlo de su pistola y el teléfono celular.

Informes preliminares señalan a dos ciudadanos haitianos como presuntos autores del crimen.

Un equipo de investigadores policiales y miembros del Ministerio Público del distrito judicial de Montecristi profundizan las pesquisas.

El cadáver de Ángel Danilo Matías Gómez fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para fines de autopsia.