M

Montecristi, .- Las autoridades de Montecristi encontraron en las aguas del canal de riego Caño Blanco, de Copey el cadáver de un ganadero.

La víctima fue identificada como Pedro Arsenio Sosa, de 60 años, quien fue levantado por agentes policiales, del Ejército de la República y la médico legista Rosibel Grullón.

Asimismo, Grullón certificó la muerte Sosa fue a causa de heridas punzantes en el tórax.

El pasado jueves, en hora de la tarde, Pedro Arsenio Sosa salió de su vivienda a pastorear ganado en las proximidades del caño de Copey, donde al día siguiente fue encontrada la motocicleta sin rastro de él, por lo que se inició la búsqueda que se extendió por más de 24 horas, encontrando el cuerpo en agua del sistema de riego.

El hoy occiso portaba una pistola, una escopeta y tenía dinero efectivo, lo que pudo haber incidido en su muerte, en ese lugar que  es utilizado como puente para el trasiego de indocumentados desde Haití.