FF

Barahona.-  La sala de emergencia del hospital regional universitario Jaime Mota, en esta ciudad, con tan solo tres médicos no da abasto para atender a la gran cantidad de pacientes con conjuntivitis, fiebre, dolores en el cuerpo, diarrea, vómito  y otros sospechosos de tener dengue.

La mayoría de los casos provienen de los distintos municipios de esta provincia, así de las de las de Pedernales, Bahoruco e Independencia.

Otro serio problema lo constituye que en la mayoría de los casos, los familiares de los afectados por estos casos febriles tienen que comprar en farmacias privadas los medicamentos que les recetan los facultativos, debido a que en el Jaime Mota casi nunca los hay.

“Esto es algo terrible, ya que por la falta de dinero para adquirir las medicinas indicadas, muchos de nuestros enfermos se complican y a veces mueren”, comentó malhumorada Nelly Féliz Pérez, quien trajo desde Pedernales un niño de 10 años, afectado de vómito y diarrea.

Los residentes en Pedernales, Bahoruco e Independencia trasladan de inmediato al hospital Jaime Mota de esta ciudad sus  familiares, en especial niños, que presentan fiebre alta y dolores en el cuerpo, debido a la carencia de especialistas y medicamentos en los hospitales Elio Fiallo, San Bartolomé y General Melenciano.

“Esto representa una gran sobrecarga para el Jaime Mota, donde la sala de emergencia solo cuenta con tres médicos y en la farmacia casi nunca hay  las medicinas que indicamos a los pacientes. Esto es un serio problema que expone a los enfermo a la complicación de sus casos”, comentó un doctor a cambio del anonimato.

Asimismo, en el centro asistencial local, casi nunca hay camas disponibles internar a estos pacientes, ya que las existentes están ocupadas, incluyendo la destinada a los ciudadanos con sospecha de dengue.

Varios de los pacientes que acuden al Jaime Mota con dolores en el cuerpo, fiebre, entre otros síntomas, se hacen la idea de que ya pueden estar afectados por el zika virus.

Recientemente las autoridades de Salud Pública declararon que en el país ya hay casos de este terrible mal, uno de los cuales corresponde a Barahona, por lo que los pobladores se desesperan cuando presentan fiebre, dolores, sudoración, debilidad y otros malestares.