La Procuraduría General de la República contrató a un equipo de abogados brasileños para que se mantenga al tanto del proceso de recuperación judicial interpuesta por la Constructora Norberto Odebrecht tras declararse en bancarrota.

De acuerdo con informaciones obtenidas por Diario Libre, la contratación del bufete, cuyos datos se desconocen por el momento, tiene por objetivo garantizar que República Dominicana permanezca incluida en la liquidación.

Según el acuerdo homologado por el Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Odebrecht debió pagar a la Procuraduría General US$32 millones el pasado 30 de julio. Ese mismo mes se declaró en quiebra y no se hizo efectivo.

“Ellos colocaron al país correctamente dentro de sus acreedores y el país contrató abogados en Brasil para que den seguimiento al proceso allá y evitar que por cualquier razón o ausencia seamos excluidos”, dijo la fuente.

POR HOGLA PEREZ