Puerto Príncipe,  (EFE) – Estados Unidos advirtió  que la comunidad internacional no irá «al rescate» de Haití para solucionar la grave crisis de seguridad que vive el país caribeño, ocasionada por el auge de las bandas armadas.

Así lo manifestó el subsecretario de Estado para la Lucha contra el Narcotráfico, Todd D. Robinson, durante una visita a Puerto Príncipe.

Anunció una donación de 60 vehículos y de 200 equipos de protección a la Policía Nacional de Haití.

«Al final de cuentas, no va a ser la comunidad internacional la que venga al rescate de Haití. Van a ser los haitianos, van a ser las autoridades haitianas, dijo.

«Va a ser la Policía haitiana quienes van a ser responsables de la seguridad en el país», aseveró Robinson.

No obstante, Robinson, quien encabeza la tercera delegación de alto nivel enviada por Washington a Haití desde finales de septiembre, aseguró que la seguridad en Haití es una «prioridad» para la Estados Unidos.