M

Santo Domingo, .- El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, valoró como un gran paso en materia de impunidad y lucha contra la corrupción, la decisión del Tribunal Superior de Tierras con relación al caso de Bahía de las Águilas que restituye los derechos del Estado dominicano con relación a la parcela 215-A, considerando que el mismo representa uno de los casos más emblemáticos que se haya presentado contra el Estado dominicano.

Con su decisión el tribunal restituyó los derechos del Estado dominicano con relación a la indicada parcela del Distrito catastral No. 3 del municipio de Enriquillo, provincia Barahona, y de las parcelas derivadas como resultado de deslindes.

Señaló que el caso conocido como Bahía de las Águilas se mantuvo por más de quince años en la justicia dominicana, entre incidentes y  aplazamientos, y que finalmente estos terrenos vuelven al Estado. “Con esta decisión se abre un camino de esperanza en la lucha contra la corrupción y la impunidad”, enfatizo el Procurador General.

Asimismo, agregó “Esta decisión mediante la cual se ordena la cancelación de los derechos registrados obtenidos de manera fraudulenta, resulta de gran satisfacción; es un gran logro del país y viene a afianzar los esfuerzos realizados para recuperar ese patrimonio del Estado”, manifestó Domínguez Brito.

En ese sentido, reiteró que dichos terrenos son del Estado y del pueblo dominicano, por lo que su recuperación favorece el desarrollo del país, y sobre todo de la región Sur.

El tribunal rechazó los recursos de apelación interpuestos por 78 recurrentes y la intervención voluntaria incoada por los señores Fernando Rodríguez, Ramón Alcántara, Pablo Henríquez, Víctor Sánchez, Oscar Cruz, Lourdes Altagracia Contreras Alcántara, Paulina Morel Drullard, Reyna Sánchez Ovalles, María Pérez, Inmoviliaria Constructora Esmeralda e Hipólito Antonio Sánchez Capellán por intermedio de sus abogados constituidos por haber sido tramitada requiriendo los cánones aplicables en la materia.