SANTIAGO. La dirección general del Hospital Regional José María Cabral y Báez (HRJMCB), realizó el acto de ‘’Rendición de Cuentas 2021’’, como una forma de informar a los usuarios y a las autoridades sanitarias sobre los logros obtenidos en esta gestión.

 A la llegada de las actuales autoridades al Cabral y Báez se denunció una serie de anomalías, entre ellas una deuda de  más de 60 millones de pesos, al igual que alrededor de 20 millones pendientes de pago por concepto de incentivos de SENASA.

El doctor Bernardo Hilario Reyes, director de dicha institución sanitaria, manifestó que en su gestión, debe de prevalecer la transparencia ante todo; y, por ello, hoy presentó un informe institucional que abarca el saldo de la deuda ‘’el gran logro’’,  y otros retos superados.

‘’Hoy, nosotros estamos haciendo público que hemos saldado la deuda que encontramos en las cuentas de este hospital, deudas que desde el 2008 estaban pendientes;  recibimos una deuda de  60  millones de pesos, nóminas paralelas y mucha gente que tenían  años cobrando sin dar servicio, eso se acabó en esta gestión», explicó el incumbente.

De igual forma, reiteró que a los pacientes que  asisten a buscar salud al centro, se les suple de todos los insumos y medicamentos que requieran.

Hilario, igualmente, manifestó que mostrar este informe era un compromiso moral, institucional y público.