M

LA ROMANA. El diputado reformista Pedro Botello afirmó  que “es un acto muy ridículo” y un “show” el llamado que hace la Policía Nacional de ponerse a disposición de la institución, para ser investigado sobre una supuesta agresión a tiros contra la vivienda del suspendido alcalde Juan Antonio Adames (Tony).

“Pone en evidencia la falta de capacidad de una Policía ignorante que desconoce el debido proceso de ley”, dijo el legislador de La Romana durante una entrevista concedida a Diario Libre.

Consideró que en caso de que la uniformada entienda que ha cometido algún delito, exhortó a realizar la debida investigación y que presenten cualquier evidencia que pueda comprometer su responsabilidad penal.

Botello dejó en claro que él no disparo y tampoco ninguno de sus cercanos colaboradores, por lo que exhortó a las autoridades a profundizar en las indagatorias. “Es correcto, pero que investiguen antes de actuar con ligereza y sensacionalismo”, agregó.

De inmediato, consideró que “no se trata de un show, se trata de una acusación en la que se deben agotar las etapas del procedimiento”.

El congresista recordó que al día siguiente del caso, sucedido la noche del pasado día 15, entregó su pistola a Policía y el Ministerio Público, para que establezcan si se disparó con la misma.

“Yo no estoy escondido”, manifestó el alto dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), quien en la tarde de hoy se mantuvo en actividades proselitistas y hasta fotos vía Whatsapp envió a este corresponsal de Diario Libre.

La reacción de Pedro Botello Solimán se produce luego que que el vocero de la Policía, Máximo Báez Aybar, exhortara al diputado romanense ponerse a disposición para fines de investigación.

Diputado acusado de agresión a tiros está en campaña y acusa a la Policía de acto ridículo

El caso

Se recuerda que “Tony” Adames, quien guarda prisión domiciliaria por presuntos actos de corrupción en el ayuntamiento de La Romana, presentó una querella contra Botello utilizando para esos fines a un miembro de su seguridad que la noche del acontecimiento prestaba servicios frente a la casa del suspendido funcionario en Las Orquídeas.

Según la querella, varios dirigentes reformistas sostenía una reunión y que el congresista salió incómodo de la casa, y que cuando trató de ingresar de nuevo, se le impidió la entrada.

Botello estaba incómodo porque el presidente del Partido Reformista en La Romana, Frank Martínez, y Juan Antonio Adames se habían repartido las candidaturas a vicealcaldesa y de regidores, sin tomar en cuenta a su gente.

Luego, oficiales del la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía localizaron cuatro casquillos frente al residencia de Adames.

POR FRANKLIN CORDERO…