La magistrada Antonia Idalia Jiménez Estévez fue designada como procuradora fiscal interina del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, en sustitución del fiscal suspendido temporalmente Pedro Núñez Jiménez, quien está siendo investigado por las presuntas irregularidades que se habrían cometido durante un acuerdo firmado por el Ministerio Público que redujo la condena a un hombre, preso por intento de asesinato en perjuicio de su expareja, a quien finalmente mató cuando salió de la cárcel.

Junto a Pedro Núñez Jiménez fue suspendida también Margarita Hernández Morales, titular de la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género.

El nombramiento de la magistrada fue hecho por el Consejo Superior del Ministerio Público.