fjpg

SANTIAGO. El cura párroco del santuario Nuestra Señora de la Altagracia, reverendo Juan Rodríguez declaró que va en aumento la fe cristiana en la República Dominicana, como una forma de buscar soluciones a tantos males sociales e inconvenientes que enfrentan los seres humanos diariamente.

“Eso es sumamente importante que cada vez vengan más personas a los templos y entiendo que se debe a que la gente tiene hambre y sed de Dios en un mundo arropado por todos lados de crímenes, robos, atracos y otros males sociales”, subrayó Rodríguez.

Precisó que la felicidad muchas veces no se encuentra en las cosas materiales que puedan disfrutar o poseer las personas.

“La verdadera felicidad está en el Señor, que lo puede todo, pero además en la madre de este, que es Nuestra Señora de la Altagracia, madre espiritual de los dominicanos”, sostuvo el padre Rodríguez.

El cura párroco católico informó que desde el año 2000, cuando la iglesia fue declarada santuario por el entonces arzobispo monseñor Juan Antonio Flores Santana (fallecido), millares de personas de esta ciudad, el Cibao e incluso turistas internacionales han desfilado por el lugar.

Fiestas

Sobre las fiestas patronales que se celebran desde el pasado 12 de los corrientes, el sacerdote Juan Rodríguez elogió la gran cantidad de fieles que asisten a las celebraciones eucarísticas, que son dos diarias.

Empero, para la solemnidad del Día de la Altagracia, el próximo 21, habrá ocho misas, comenzando desde las 5:00 de la madrugada, culminando con la Eucaristía de las 7:00 de la noche, luego de la procesión que se realiza en el entorno del templo, ubicado en la calle Del Sol, esquina General Luperón.

El arzobispo metropolitano, monseñor Freddy Bretón Martínez, presidirá la Eucaristía especial de las 9:00 de la mañana del próximo 21.

Desde ya se han instalado en el santuario varias carpas donde se venden artículos comestibles y religiosos, entre ellos collares, calendarios, revistas y ejemplares de la Biblia de distintos tamaños.

POR NARCISO PEREZ ADAMES