Melvin Quezada Soto, identificado por la Policía Nacional, como el hombre que mató a la menor de 16 años Emeli Tomás Acosta, en el sector Villa Pompa, de Sabana Perdida continúa prófugo.

“Era una niña muy alegre, muy preocupada por todo el mundo, muy sensible con todos”. Con esas palabras Kelsy María definió a su prima Emeli, quien el miércoles 14 recibió tres disparos de quien se presume era su pareja. La adolescente falleció este jueves mientras recibía atenciones médicas.

“Era una niña muy buena, muy tranquila, a pesar de todas sus cosas, porque todos tienen defectos; yo estoy más que segura que eso ella no se lo merecía”, añadió Kelsy María este viernes, cuando los restos de Emeli fueron expuestos en su residencia, en Barrio Nuevo, Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte.