M

Santiago.-El Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES) ha manifestado su preocupación y firme aversión a que se apruebe el fraccionamiento del municipio mediante la creación de “Santiago Oeste” para el sector de Cienfuegos.

El tema está contemplado para abordarse hoy martes 21 de junio en la agenda semanal del Senado de la República Dominicana, por lo cual se solicita que se reciba con carácter de urgencia una delegación de “Compromiso Santiago”, que esté conformada por los presidentes del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES).

Además deberá estar integrado por la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), Asociación de Industriales de la Región Norte (Airen), Cámara de Comercio, Asociación para el Desarrollo (Apedi), Asociación de Empresas de Zona Franca y Corporación Zona Franca de Santiago.

Dice que resulta alarmante que no se hiciera referencia a este procedimiento durante el período electoral debido a su naturaleza controversial, y que se retomara pasadas las elecciones, como si la integralidad territorial de Santiago se tratara de una estrategia para hacer carrera política o como si la agenda sirviera a los intereses de algunos servidores públicos.

Se exige, por tanto, que se establezca un orden jerárquico para determinar la agenda pública, en la que primero se atiendan los proyectos debidamente fundamentados y afines con las legislaciones existentes. Dedicar recursos y esfuerzos a una propuesta como el fraccionamiento de Santiago es casi una emboscada al municipio, en un momento político al que muchos se han referido como “período de crisis post-electoral”.

Además, esta actitud irresponsable por parte de los agentes políticos implicados, recuerda que la medida contradice el Compromiso que en 2010 asumieran todos los legisladores de la ciudad, para asegurar coherencia con el Plan Estratégico de Santiago al año 2020 y la integralidad del territorio.

Tanto la población como el sector empresarial que se vería afectado por la división política, tienen derecho a expresar su postura respecto al cambio que se desea efectuar; sin embargo, sus opiniones no han sido consultadas ni tomadas en consideración. Al mismo tiempo, la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), así como asociaciones empresariales y de desarrollo han objetado la propuesta divisionista.

Por tales motivos, el señor Carlos A. Fondeur, presidente del CDES, reclama que se haga perimir esta iniciativa hasta la nueva legislatura que inicia en agosto, debido a su escaso fundamento y atendiendo a las implicaciones anteriormente explicadas.