M

Oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Criminales persiguen a dos hombres que próximo al medio día de este martes ultimaron de varios disparos al comerciante Félix Manuel Silvestre (Jimenito), de 45 años de edad.

Félix Manuel Silvestre recibió diez disparos todos desde la cabeza hasta la espalda durante un hecho ocurrido en la calle Primera, del sector Los Tanquecitos, en Boca Chica. Los investigadores presumen que sus atacantes eran personas de cierta confianza, por la forma de los impactos.

Silvestre “Jimenito”, nativo de Boca Chica, era propietario de la discoteca cafetería El Fogón y poseía una traba de gallos próximo al lugar donde fue ultimado.

De acuerdo a versiones, dos hombres dispararon contra el comerciante sin mediar palabras, luego que retornara de un tribunal de la provincia Santo Domingo, donde fue citado para la revisión de la medida que ordenó el cierre de la discoteca de su propiedad, luego que en mayo de 2015 un joven fuera asesinado en el interior del centro de diversión.

En el momento de la tragedia, el occiso salía de su vivienda y cuando intentaba montarse en su vehículo fue abatido.

Un empleado del hoy occiso que se encontraba en la residencia dándole de comer a unos gallos, narró entre llanto a las autoridades que también fue atacado.

“Yo le vociferaba abusadores no lo maten, y tuve que guarecerme detrás de esa pared porque me hicieron varios disparos”.

El suceso ha consternado a los residentes en el sector donde residía y tenía negocios Félix Manuel Silvestre.

El cadáver del comerciante fue llevado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses para fines de autopsia.

POR TOMAS VENTURA