“Finalmente César Emilio Peralta enfrentará la justicia”, manifestaron este miércoles las autoridades puertorriqueñas, tras anunciar que “César el Abusador” será extraditado hacia Estados Unidos para enfrentar cargos de narcotráfico presentados en el distrito de Puerto Rico.

La Fiscalía Federal del Distrito de Puerto Rico indicó que Peralta arribó hoy a territorio puertorriqueño desde Colombia, donde fue arrestado en diciembre de 2019, al tiempo que reiteró que, de ser hallado culpable, podría ser condenado a penas que van desde los 10 años de reclusión a cadena perpetua.

El fiscal auxiliar de los Estados Unidos, Héctor Ramírez-Carbó, manifestó que Peralta “era el líder de una organización criminal transnacional con sede en la República Dominicana”, que recibía envíos de miles de kilogramos de cocaína desde territorio dominicano, Colombia, Antillas Holandesas y Venezuela, que posteriormente eran transportadas a Puerto Rico para su distribución a Estados Unidos.

“Se estima que, a lo largo de sus actividades ilícitas, Peralta traficaba anualmente, aproximadamente, 25 mil kilos de cocaína, además de otras sustancias, y le llevaban a otras actividades como el lavado de dinero y el tráfico humano”, agregó Ramírez-Carbó.

Recordó que Peralta fue designado como un Objetivo Organizacional Prioritario Consolidado (CPOT), asignación que se le otorga a narcotraficantes de alto calibre, siendo éste el único clasificado en Puerto Rico y el resto del Caribe. El fiscal comparó a César el Abusador con Joaquín (El Chapo) Guzmán. 

Las autoridades agregaron que la acusación incluye un alegato de decomiso de narcóticos con respecto a cuatro propiedades y un negocio en la República Dominicana controlado por Peralta: Salón Flow Gallery, Club La Koura, Aqua Club, Al Panino y Peralta Investment.

Señalaron que esta extradición es parte de la operación “Filoteao” de las Fuerzas de Trabajo Antidrogas del Crimen Organizado (OCDETF), con la colaboración del FBI, la Administración de Control de Drogas (DEA) y las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI).

Las autoridades recordaron que desde el 2017 “la Organización de Tráfico de Drogas de Peralta (DTO, por sus siglas en inglés) ha sido investigada por agentes asignados a la Fuerza de Ataque del Corredor del Caribe, compuesta por varias agencias de aplicación de las leyes federales y estatales de Estados Unidos.

Agregaron que el DTO de Peralta también estaba siendo investigado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. El 20 de agosto de 2019, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro identificó a Peralta y su organización “como importantes narcotraficantes extranjeros de conformidad con la Ley de Designación de Capos de Narcóticos Extranjeros (Ley Kingpin)”.