POR AP

Las autoridades chinas reportaron hoy lunes un gran aumento en la cifra de muertos de las últimas inundaciones. El gobierno provincial de Henan dijo el lunes que 302 personas habían muerto y 50 seguían desaparecidas.

La gran mayoría de las víctimas estaban en Zhengzhou, la capital de la provincia, donde murieron 292 personas y 47 estaban desaparecidas. Otras diez personas murieron en tres ciudades más, señalaron las autoridades en una conferencia de prensa en Zhengzhou.

Unas lluvias históricas inundaron la ciudad el 20 de julio y convirtieron las calles en torrentes, además de inundar la red de metro. Videos difundidos en internet mostraban a personas atrapadas en los vagones mientras subía el agua. Catorce personas murieron en las inundaciones del metro.

 

Las autoridades señalaron que 189 de las víctimas murieron por inundaciones y aludes de lodo, 54 en derrumbes de casas y 39 en zonas subterráneas como sótanos y garajes, incluidos los fallecidos en la Línea 5 del metro. En un túnel que se estaba drenando y del que se retiraron 247 vehículos se mantuvo la cifra de seis muertos.

Wang Kai, gobernador de la provincia de Henan, transmitió sus condolencias a las víctimas y sus simpatías a las familias en nombre del comité del Partido Comunista de Henan.