Bomberos y rescatistas extrajeron en la madrugada de hoy lunes otros cuatro cadáveres de los escombros del hotel de la Habana que explosionó hace tres días por una fuga de gas, elevando a 35 el saldo oficial de muertos.

«De noche (y en la) madrugada aparecieron tres personas más, occisos. Se trabajó ininterrumpidamente toda la madrugada. Ahora hace unos minutos se encontró otra víctima», dijo a la televisión estatal el coronel Luis Carlos Guzmán, jefe del cuerpo de bomberos.

Hasta el mediodía del lunes, el ministerio de Salud Pública contabilizó 89 personas accidentadas, 35 de ellas fallecidas, 20 hospitalizadas y 34 con alta médica.

El viernes, el lujoso hotel Saratoga, ubicado en un concurrido paseo de La Habana Vieja, explosinó al final de la mañana, en momentos en que era abastecido de gas.

El emblemático hotel de cinco estrellas estaba cerrado desde hacía dos años por la pandemia y se preparaba para reabrir al público este martes. Sus primeros cuatro pisos resultaron destruidos.

Ahora los trabajos de rescate se concentran en el sótano y subsótano de difícil y peligroso acceso.