F1

El titular de Aduanas, retornaba de una reunión de coordinación con ejecutivos de un centro de convención en Punta Cana, adonde había acudido para informarse sobre las facilidades de ese complejo para la celebración de un encuentro internacional de la Comisión de Políticas de la Organización Mundial de las Aduanas (OMA), a celebrarse a final de año en el país.

Pese a lo considerable del desperfecto del aparato en uno de sus motores, y su improvisado descenso, ninguno de sus ocupantes resultó lesionados.

El percance de la aeronave, provocó que Fernández, y los dos funcionarios que le acompañaban, el ingeniero Gregorio Lora, Asesor del Director, y el Vicealmirante Rafael Guillen Sarante, Supervisor de Seguridad de la DGA, lo mismo que el piloto del aparato, retornaran por vía terrestre a la ciudad de Santo Domingo.

Debido a la gravedad de la avería, la nave de cuatro pasajeros fue dejada en el mismo lugar en donde se accidentó.