Las autoridades apresaron a un italiano acusado de permitir que su hija menor de edad vendiera bebidas alcohólicas en un negocio de su propiedad, ubicado en San Pedro de Macorís.

Mientras que el Ministerio Público dispuso el cierre provisional del establecimiento y rescató a la menor, a quien dijo le ofrecen la protección y cuidados necesarios.

El órgano persecutor dijo que luego de abrir una investigación del caso y obtener las evidencias correspondientes, sometió a la justicia al extranjero, cuyo nombre se omite para proteger la identidad de la menor.

El Ministerio Público detalló en una nota de prensa que solicitó a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta demarcación que le imponga tres meses de prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) de San Pedro de Macorís, fijando el tribunal la audiencia para este sábado.

Dijo que en una acción conjunta de la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas y la Fiscalía de San Pedro de Macorís junto a miembros del Departamento de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la Policía Nacional, pudieron clausurar de manera provisional el establecimiento y rescatar a la niña de ocho años de edad que presumiblemente vive sola con su progenitor.

La institución detalló que en el transcurso de la investigación han sido ocupadas distintas evidencias documentales, audiovisuales y testimoniales, incluyendo vídeos de las cámaras del negocio que vinculan al ciudadano italiano con los hechos que se les imputan y que dijo deben ser tomadas en cuenta para la imposición de la prisión preventiva, como medida de coerción.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros