F

BÁVARO, PUNTA CANA. El director de la FAO, José Graxiano de Silva, dijo aquí que América Latina podría ser la primera región en desarrollo en erradicar completamente el hambre si todos los gobiernos refuerzan la implementación del Plan de Seguridad Alimentaria del bloque de países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Durante su participación en la V Cumbre de la CELAC, Da Silva señaló que “el plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y erradicación del hambre representa la cristalización de la voluntad política de los gobiernos de erradicar el hambre en la próxima década”.

Aprobado por la CELAC en el 2015, el plan promueve políticas publicas integrales para erradicar la pobreza, mejorar las condiciones del mundo rural, adaptar la agricultura al cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En su discurso, el director de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), explicó que el plan en cuestión está alineado con los compromisos globales del alto nivel, como el Acuerdo de París.

“Y la región se ha propuesto un compromiso aún más ambicioso, erradicar el hambre para el 2025, cinco años antes del plazo del ODS 2 relativo al hambre cero”, dijo.

Subrayó que la región cuenta con todas las condiciones necesarias para lograrlo, partiendo por el gran compromiso político que sostiene el Plan SAN CELAC.

Dijo que el plan ya está dando sus frutos a lo largo de la región, Bolivia, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Venezuela se apoyaron en él para evaluar sus políticas de seguridad alimentaria y nutricional, mientras que Perú lo utilizó de base para impulsar leyes de donación de alimentos y para minimizar las pérdidas y desperdicios.

POR ADONIS SANTIAGO