La Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR) llevó a cabo la “Caminata por la Inclusión”, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la cual encuentra al país con serias deficiencias en materia de inclusión y grandes retos por alcanzar.

“Solo en Santo Domingo conviven un total de 182,386 personas que se enfrentan a un cúmulo de obstáculos físicos y sociales que les impiden recibir educación, conseguir empleo, incluso estando cualificados, les frustran el derecho de obtener un adecuado servicio cuidado sanitario y de desplazarse con accesibilidad por las calles”, afirma el reverendo Augusto Sandino Sánchez, representante de la Junta Directiva Nacional (JDN) de la entidad.

El miembro de la JDN destacó que las personas con discapacidad pueden contribuir a la sociedad con sus conocimientos, habilidades y talentos.

“Son ellos quienes sufren las tasas más altas de desempleo, en prácticamente todos los países, sin embargo los estudios demuestran que el rendimiento en el trabajo de las personas con discapacidad es igual o mayor que el de la población en general. Un alto índice de permanencia en el puesto de trabajo y un menor absentismo compensan con creces los temores de que es demasiado costoso atender las necesidades de las personas con discapacidad en el lugar de trabajo”, puntualizó el ejecutivo.

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad tiene como objetivo fomentar su integración en la sociedad y promover la igualdad de oportunidades. Por tal motivo, la ADR, para continuar avanzando en su visibilidad y participación activa, impulsa iniciativas como éstas, dirigidas a sensibilizar y procurar mayores resultados en la inclusión social, educativa, laboral, así como motivar a la realización de proyectos que promuevan la autonomía, vida independiente, la accesibilidad y el transporte, que son tan necesarios para una inclusión plena.