El ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, informó que serán multadas las personas que arrojen basuras en los ríos, playas y carreteras.

Para tales fines el Ministerio contará con ciento cincuenta agentes que patrullarán y vigilarán las zonas en motocicletas.

Para materializar este plan, las autoridades medioambientales elaboran reglamentos, como medidas administrativas, partiendo de las leyes que norman todo lo concerniente al medioambiente, su preservación y el uso de los recursos naturales.

Estévez consideró, durante su participación como invitado en el Almuerzo de Multimedios del Caribe, que ese es el gran problema medioambiental de la República Dominicana: los desechos sólidos, su mal manejo y la falta de tratamiento de parte de las empresas y los ciudadanos.

Esto se debe, según el parecer del titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la falta de concienciación y de educación de las personas, tanto físicas como morales, en el tema del manejo y uso de los desechos que se producen tanto en los hogares como en las industrias y negocios.

“Si usted tira una botella plástica en el pico Duarte, con el paso de los años terminará en el mar. Sólo basta con que llegue a una cañada o río. Sin importar el tiempo que haya pasado, terminará en uno de los océanos”, sentenció el Ministro de Medio Ambiente.