POR SILVIO Cabrera

La defensa del imputado Angel Rondón en el caso Odebrecht acusó al Ministerio Público de pretender quedarse con la mayoría de los bienes de su cliente, incluyendo algunos que fueron adquiridos mucho antes de la llegada de ese consorcio a República Dominicana.

Al exponer ante el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Emery Rodríguez, de la defensa de Rondón, dijo que se trata de un expediente sin fundamentos, lleno de imprecisiones, puesto que en una parte dice que los sobornos ascienden a 92 millones de dólares y en otra dice otra cantidad.

Rondón Rijo es el principal acusado de repartir los 92 millones de dólares que el consorcio brasileño admitió haber pagado en el país a cambios de asignaciones de construcciones de obras del Estado.

Manifestó que de forma mal intencionada, el Ministerio Público pretende hacer creer que Rondón es un delincuente, porque tiene empresas offshore fuera del país.

Dijo que durante el proceso ha quedado demostrado que no es cierta la versión del Ministerio Público, de que Rondón forma parte de un entramado con empresas en el extranjero para estafar a la República Dominicana.

Explicó que se trata de empresas incorporadas en República Dominicana, que pagan sus impuestos, lo que descarta la posibilidad de que puedan haber sido creadas en el extranjero con fines de estafa y para no pagar impuestos.