FF

El dirigente empresarial, Sandy Filpo, junto a los dirigentes de la ACIS, Marcos Santana, Carlos Guillermo Núñez, Edwin Tavarez y Juan José Jiménez, durante la rueda de prensa.

Santiago.-El presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), Sandy Filpo, denunció  las intenciones de la Comisión Nacional de Energía de modificar el reglamento de medición neta de la facturación energética  que afecta a las empresas.

Filpo, dijo que la Ley 57-00 le dio facultad a la Comisión Nacional de Energía para reformar el reglamento, la que no solamente afecte a las empresas que han hecho inversiones cuantiosas en sistema de energía renovables, sino a los ciudadanos común y corriente que han hecho su inversión.

Durante una rueda de prensa, el dirigente empresarial, Sandy Filpo, junto a los dirigentes de la ACIS, Marcos Santana, Carlos Guillermo Núñez, Edwin Tavarez y Juan José Jiménez, dijo que las reglas de juego no pueden ser cambiadas de manera medalaganaria.

Explicó que la medición neta que se pretende establecer en el sistema de facturación del consumo es en base a kilos, donde los kilos producidos por la energía generada son entregados a las distribuidoras y estas a su vez en 30 realiza una operación entre kilos entregados y consumidos son pagados por la distribuidoras o el usuario.

Indicó que lo que se pretende a través de la CNE, es reformar el reglamento para que no haya un “neteo” con relación a kilos, sino con relación al costo de venta y entrega de la energía.

“Nosotros nos oponemos a esa intención rotundamente porque viola  la seguridad jurídica para la inversión en el país y frena el desarrollo de un sector en crecimiento”, afirmó el presidente de la ACIS, en el encuentro con la prensa en el edificio empresarial.

A juicio de Sandy Filpo, el problema energético debe ser enfrentado no solo por los usuarios, sino también las empresas porque el costo de producir es alterado por el alto costoso de la facturación energético.

Indicó que esa es la razón de por qué la industria no puede producir artículos a más bajos precios, por los costos altos del consumo energético.

Aseguró que esto impide también que el país pueda ser competitivo con otros países del área los cuales tiene un costo mucho menor que la República Dominicana.