Las amenazas que hizo Enrique Figueroa, apresado este lunes en Nueva York, al presidente de la República, Luis Abinader, son penalizadas con medidas de coerción que van desde tres a cinco años de prisión, de acuerdo al Código de Leyes de los Estados Unidos.

La pena está contenida en el capítulo 41, acápite 878, sobre amenazas y extorsión contra funcionarios extranjeros, invitados oficiales o personas protegidas internacionalmente.

“Quien a sabiendas y deliberadamente amenace con violar la sección 112, 1116 o 1201 será multado bajo este título o encarcelado por no más de cinco años, o ambos, excepto que el encarcelamiento por una amenaza de asalto no excederá de tres años”, detallan las leyes estadounidenses.

Abarca, además la realización de “un ataque violento a sus instalaciones oficiales, alojamiento particular o medio de transporte”.

En tanto que la sección 1116 hace alusión “a quien mate o intente matar a un funcionario extranjero, invitado oficial o persona protegida internacionalmente”.

Mientras que la sección 1201 alude a “quien ilegalmente se apodere, confine, engañe, secuestre o se lleva y retiene a cambio de rescate o recompensa o de cualquier otra forma a cualquier persona, excepto en el caso de un menor por parte de sus padres”.