La Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo impuso tres meses de prisión preventiva a un capitán retirado del Ejército acusado de matar a un joven, porque supuestamente utilizaba la red wifi de la residencia del militar.

Se trata de Manuel Roa, quien deberá cumplir la medida de coerción en el Centro Correccional de San Pedro de Macorís por la muerte de Ángelo Martínez, de 19 años.

El hecho ocurrió el pasado lunes en el sector de Hainamosa, del municipio Santo Domingo Este.

Mientras que los abogados de la defensa alegan que el hecho se produjo de manera accidentaL