EL CANCER EN LA PIEL

0
22

Por la Dra. Francia Rosa-Dermatóloga

Dermatología clínica, estética y cirugía menor.

El cáncer de piel es el más frecuente en el ser humano, siendo en la mayoría de los casos prevenible y curable. Sin embargo los pacientes acuden en etapas muy avanzadas afectando esto en el pronostico y tratamiento del mismo.

Se puede dividir en 2 grandes grupos: cáncer melanoma y el no melanoma.

El riesgo de desarrollar cáncer de piel depende tanto de factores constitucionales es decir propios del paciente como son los antecedentes familiares, sensibilidad a la exposición solar, fototipo de piel como de factores ambientales siendo el más influyente la exposición a radiaciones ultravioletas (UV).

.️Revisa la presencia en tu piel de lunares, pecas. Observa cualquier cambio en el color,tamaño y forma.

️Acude ante la presencia de cualquier lesión que no cure y persista a pesar de tratamiento.

️Recuerda que una consulta a tiempo con tu dermatólogo de confianza puede salvar tu vida.

Prevención

La forma más importante de reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de la piel no melanoma es evitar exponerse sin protección a los rayos solares y a otras fuentes de luz ultravioleta.

La manera más sencilla de evitar la exposición excesiva a la luz ultravioleta es mantenerse alejado del sol y a la sombra siempre que sea posible. Esto se puede aplicar tanto en periodos veraniegos como el resto del año, ya que efectos del clima, como la nubosidad o la nieve, no reducen la incidencia de la radiación solar por completo.

Es importante que esta precaución se tenga desde la infancia, pues se ha demostrado que el 80 por ciento de los daños que el sol puede causar en la piel ocurren antes de cumplir los 18 años.

Algunas recomendaciones para prevenir la aparición de este tipo de cáncer son:

Protegerse con ropa

Vestir con camisa y un sombrero de ala ancha permite aumentar la protección frente a la radiación solar. Por lo general, las telas de tejido apretado ofrecen también mejor protección.

Respecto a las gafas de sol, los expertos recomiendan utilizar aquellas que tienen un porcentaje de absorción de rayos ultravioleta de un 99 a un cien por cien, ya que permite proteger de forma adecuada los ojos y el área de piel alrededor de los mismos.

Por otro lado, los especialistas recomiendan cubrir las zonas más sensibles que están expuestas a los rayos solares durante todo el año. El 85 por ciento de los tumores malignos aparece en la cara, el escote y el cuero cabelludo.

Cremas de protección solar

Utilizar siembre una crema de protección de factor 15 o más en las áreas de piel expuestas al sol, particularmente cuando la luz es intensa. Las personas de piel clara y las que se queman con facilidad deben aplicar la loción antisolar con mayor frecuencia

Para que la protección sea eficaz, la protección debe aplicarse antes de la exposición al sol y en todas las áreas de la piel visibles. Muchas lociones antisolares pierden eficacia cuando la persona suda o nada y deben aplicarse de nuevo para que ofrezcan el máximo nivel de protección.

Los expertos insisten que la crema debe aplicarse aunque el día esté brumoso o el cielo esté cubierto de nubes ligeras o poco compactas, ya que la luz ultravioleta puede atravesarlas.

No utilizar cabinas bronceadoras

La exposición excesiva a la luz ultravioleta puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel, ya que contribuye al envejecimiento cutáneo. Por este motivo los dermatólogos desaconsejan su utilización