Vice pta pide poner freno al machismo y las relaciones controladoras

0
7

SANTIAGO.- La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, llamó este jueves a poner fin al machismo y a las relaciones controladoras que tantas muertes de mujeres traen al país, y dar paso a matrimonios, uniones y noviazgos sanos, basados en el respeto mutuo y la comunicación.

“Ayúdennos a todos nosotros los que estamos aquí comprometidos con que en República Dominicana podamos tener amor del bueno, que en República Dominicana aprendamos ese nuevo tipo de relación que debe surgir entre hombres y mujeres, para que cada vez más podamos tener más vida, más esperanza, más unión y más paz. Cero muerte, cero violencia, cero machismo en República Dominicana”, proclamó la Vicemandataria, al participar en el Segundo Foro de Cultura Ciudadana “Relaciones de Parejas en el Siglo 21”, organizado por la Vicepresidencia, a través del proyecto Cultura Ciudadana.

El ponente principal del encuentro, que tuvo el objetivo de brindar herramientas a personas o entidades que trabajan en favor de la erradicación de la violencia de pareja, fue el destacado psicólogo y conferencista español Manuel de Juan Espinosa, quien analizó la relación que existe entre el amor y los compuestos bioquímicos del cerebro, resaltando que los principales elementos del amor son el deseo, la pasión y el apego.

En la actividad realizada en la Pontificia Universidad Catolica Madre y Maestra, se abordaron las necesidades de cambio en las relaciones afectivas ante la igualdad de género y se aportó información clara y precisa sobre dinámicas que permitan fomentar vínculos sanos y funcionales. De igual modo, se hizo frente a las diferentes problemáticas de violencia y las falsas creencias que aún persisten en la actualidad acerca del amor.

El evento forma parte de las iniciativas implementadas por la doctora Margarita Cedeño desde el proyecto Cultura Ciudadana, con el cual persigue cambiar creencias y comportamientos que representen factores de riesgo para la buena convivencia en el hogar; además, promover una adecuada intervención profesional para llevar mensajes que promuevan la masculinidad positiva y los buenos tratos, a fin de lograr más y mejores relaciones sanas y la construcción de una sociedad de igualdad y respeto.