Médicos amenazan con un paro nacional

0
5

El Colegio Médico Dominicano (CMD), Consejo de Sociedades Médicas Especializadas y la Asociación Nacional de Clínicas Privadas y Hospitales (Andeclip) amenazaron con paralizar las labores en los hospitales públicos y las clínicas privadas si el Consejo nacional de la Seguridad Social (CNSS) incluye en su agenda de la reunión de mañana la implementación de la estrategia de Atención Primaria en Salud (APS) en el Régimen Contributivo, sin previo acuerdo de los puntos de divergencias.

El presidente del CMD, Wilson Roa, dijo que el proyecto de implementación de la atención primaria y el primer nivel de atención presentado por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) al CNSS, corresponde a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) privadas y no al Estado.

Los médicos acusan al superintendente, Pedro Luis Castellanos, de favorecer a las aseguradoras porque, alegadamente, cesó en sus funciones y busca que los intermediarios del sistema (ARS) lo ratifiquen en su puesto.

“La Sisalril representa una agencia de las ARS privadas, donde el paciente ha perdido la libre elección”, dicen los médicos.

Los médicos cuestionan que Castellano se reuniera con la directiva del CMD el pasado viernes y discutieron sobre la estrategia y que el pasado lunes propusiera incluir en la agenda del CNSS discutir la iniciativa y aprobación de la estrategia de atención primaria privada, lo que atribuye a que él entiende que la salud debe estar bajo la tutela de las aseguradoras privadas y el mercado, autorizando así un negocio burdo con la salud a través de las intermediarias negadoras de derecho y de servicios de salud a la población, en vez del Estado, a quien la constitución y las leyes le ordenan la protección de la salud de los dominicanos.

“El carácter público de la atención primaria bajo la responsabilidad del estado, para proteger la población más vulnerable (Art. 61 Constitución), iniciando con atención especial a la población más vulnerable, donde está la alta morbi-mortalidad, incluida la población del régimen contributivo subsidiado, que no tiene protección en salud (3.5 millones).”, indicaron los médicos.