ADVIERTEN SOBRE LAS COMIDAS RÁPIDAS EN LAS CALLES

0
36

Desde hace aproximadamente dos décadas el país experimenta una especie de “invasión” de establecimientos de comida rápida que ya comienza a pasar a factura en la salud de la población, según manifestaron ayer las presidentas de las sociedades médicas de Cardiología y Endocrinología.

Y aunque los dominicanos ya tenían su propio menú de comida “chatarra”, compuesto por platos típicos como la picalonga, los fritos verdes o el salami frito, desde la introducción masiva de negocios de hamburguesas, pizzas, pollo frito y otros alimentos ultraprocesados, ha habido un incremento significativo de las tasas de obesidad y sobrepeso en niños y adultos, casi similar a la de los países desarrollados.

“Ese aumento del sobrepeso y la obesidad en la niñez y en la adolescencia está siendo acompañado de un aumento de los casos de diabetes mellitus tipo dos que en el pasado eran más frecuentes en las personas adultas, después de los 45 años. Hoy en día estamos viendo más jóvenes diagnosticados con enfermedades como la diabetes tipo uno. Un niño que desarrolla diabetes será un futuro cardiópata muy joven, antes de los 20 ó 30 años”, advirtió la doctora Jacquelin Díaz, presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología.

Según la doctora Claudia Almonte, la enfermedad cardiovascular es la segunda causa de muerte en el país, después de los accidentes de tránsito y según estadísticas del Instituto de Patología Forense es la responsable del 37% de las muertes en el país.

Por si fuera poco, el 32% de los dominicanos es hipertenso y el 13.45% diabético o pre diabético, según el último estudio del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (INDEN) en colaboración con la Universidad Iberoamericana (Unibe).

La presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología explica que las consultas, tanto de endocrinología como de cardiología, están llenas de pacientes mixtos que padecen hipertensión o cardiopatías y que aunado con la diabetes aceleran el proceso de arteriosclerosis y de enfermedad coronaria, responsables de provocar infartos.

“Ya no sólo estamos viendo los pacientes añosos, estamos viendo pacientes jóvenes de 20 y tantos años con hipertensión, así como pacientes de 30 y 40 años con infartos de primera vez. Por eso, las sociedades de Nutrición, Cardiología y Endocrinología se han unido para llevar la voz de alarma y exhortar a la población a adoptar hábitos saludables como alimentarnos correctamente a base de vegetales, ensaladas, disminuir el consumo de la sal y el azúcares…”, advirtió Almonte al visitar la redacción de elCaribe, aprovechando el mes de febrero, en el que a nivel mundial se promueve la salud del corazón.

Almonte deplora que la publicidad masiva de comida chatarra sea promovida, incluso por parte de entidades bancarias que ofrecen un incentivo económico a cada tarjetahabiente por el consumo de estos productos. “¿Por qué no incentivan hábitos saludables como una inscripción en un gimnasio, un porciento en vegetales en un supermercado?, eso es lo que debe incentivar”.

POR MARIA TERESA MOREL