CIENTOS DE PASAJEROS SATISFECHOS CON LA LINEA 2B DEL METRO

0
15

Las estaciones Ercilia Pepín, Rosa Duarte, Trina de Moya y Concepción Bona, de la línea 2B del Metro de Santo Domingo, inaugurado por el presidente Danilo Medina el pasado miércoles, son abarrotadas por cientos de personas.

Los usuarios del medio de transporte dijeron que ahorrarán más de 100 pesos diarios y evitarán los tapones de las horas pico.
“Esto está excelente, muy bien. Ahora esto era una necesidad que la estábamos esperando, yo me voy ahorrar una muy buena cantidad de dinero todas las semanas, además, será un gran ahorro de tiempo para los estudiantes, trabajadores. Se le agradece al presidente el concluir esta obra para el ahorro de tiempo y dinero”, dijo Franklin Díaz.

Desplazamiento

La ruta de 3.6 kilómetros de las cuatro nuevas estaciones se recorre en un tiempo de siete a ocho minutos, y beneficiará una población de más de 850 mil habitantes, especialmente de la zona oriental. La puesta en funcionamiento de estas estaciones significa la dinamización de la economía en la zona, también ayudará al descongestionamiento del tránsito en los sectores donde están ubicadas y así disminuir la movilización masiva de vehículos en las calles.

“Tenemos algo lindo, que tenemos que valorar, en Nueva York los trenes están llenos de ratones y aquí tenemos algo limpio. Gracias al presidente por esto que ha hecho por nosotros, yo tenía que venir desde muy lejos a coger un carro y llego en menos de 20 minutos a mi casa y lo único que le pido es que siga hasta San Luis”, manifestó Reynalda de la Cruz.

Los estudiantes expresan que dentro de sus limitaciones para costear los pasajes diarios para dirigirse al centro de estudios, con la entrada en funcionamiento de la línea 2B, estos disminuyen a gran escala. “Me facilita mucho a llegar a mi destino y a mucha gente también porque uno se ahorra bastante dinero, yo me estoy ahorrando 140 pesos en pasaje por día y ahora solo gastaré 40 pesos, antes tenía que tomar dos carros de concho para llegar al Metro. Antes duraba hasta una hora para llegar a mi destino”, dijo Eddy Romero.

Por Abraham Méndez