EDENORTE lleva progreso y luz 24 horas en comunidades de Santiago

0
23

SANTIAGO.- EDENORTE Dominicana, en el marco del Programa de Rehabilitación de Redes Eléctricas, rehabilitó las redes eléctricas e instaló el servicio de 24 horas de energía en varias comunidades de Santiago.

Esta intervención, que se ejecutó con una inversión de 7.8 millones de dólares financiados por el Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID), beneficia a los residentes en Bella Vista, Cerro de Papatín, Las Praderas, reparto Peralta, residencial Silin Mainardi, La Mina y La Herradura, pertenecientes al circuito NIBA-104.

Camilo Santos, dirigente comunitario y coordinador del Comité de Seguimiento de NIBA-104, resaltó la trascendencia que tienen dichos trabajos para los residentes en esos lugares, de manera fundamental entre las personas que se dedican a la micro y pequeña empresa ‘’quienes pondrán desarrollar su vida sin tener que salir de nuestra comunidad, ya que tenemos un servicio eficiente de energía”.

El proyecto consistió en la sustitución de las redes obsoletas existentes por otras modernas. Se instalaron 1,593 postes, 62 kilómetros de tendido de media y baja tensión, así como 272 transformadores.

Gracias a esa restauración de redes 11,466 clientes pasaron a recibir energía 24 horas, para beneficiar a más de 35,800 personas y se instalaron 1,474 luminarias en sus calles y avenidas, las que garantizan mayor seguridad de los residentes en horas de la noche.

Desde el componente de Gestión Social se implementó una estrategia para generar las condiciones para un compromiso y relación duradera entre los ciudadanos beneficiados y Edenorte.

También, se organizaron charlas, talleres, sensibilizaciones puerta a puerta para que los usuarios de la energía realicen un uso responsable y eficiente, y se promueva una cultura de su pago.

Parte de esta iniciativa de EDENORTE se contextualiza en el Programa de Rehabilitación de Redes Eléctricas, que busca aumentar la sostenibilidad financiera del sector y mejorar la calidad del suministro de electricidad a los clientes, a través de la modernización de las redes de distribución, la reducción de las pérdidas totales del sistema y la mejora del servicio a los clientes finales.