Monchy Rodríguez: “Un Servidor que sirve”

0
23

Por: Yovanny Bierd (Chayanne)

Santiago, . -Hablar de un servidor público que reúna condiciones excepcionales en un país como la República Dominicana, donde la política y los políticos estan muy mal valorados, un país en donde la mayoría de sus Ministros, Directores, Administradores y otros tantos servidores públicos, son arrogantes, prepotentes e inaccesibles, encontrar una persona en el tren gubernamental, que sea todo lo contrario de lo arriba ya mencionado, no es una tarea fácil, es reunir y  conjugar muchas cualidades que definan el perfil de esa persona, una persona con vocación de servicio, desinteresada, accesible, amable, afable, con ganas de servir a su país, a su gente y a su pueblo.


Es por esas y otras tantas, que puedo afirmar que Monchy Rodríguez es un servidor que sirve, porque ha demostrado a través de los años que nació para servir, es lo que yo llamaria  un filántropo de la política, serio, honesto, capaz, coherente, fiel, disciplinado, leal, solidario, hombre que no negocia, ni transige con sus principios, luchador incansable por los derechos de igualdad de su gente y un verdadero demócrata que ha demostrado capacidad, seriedad y honestidad en todos los puestos que ha desempeñado, tanto en el área privada como en el sector público.
Padre ejemplar, amigos de los amigos, un político que ha demostrado con su accionar, y con hechos tangibles, que se puede ser un servidor público sin necesidad de ser corrupto y que ha cambiado el concepto de muchos enganchados, que han creído que la política es la vía mas fácil para hacerse rico. Monchy ha hecho del Partido su templo y de la doctrina su religión, para predicar con el ejemplo desde el lugar que se encuentre, y sin importar el cargo que ocupe, por eso siempre ha hecho suyo el lema de su organización (PLD) “Servir al Partido, para servir al pueblo”

Monchy Rodriguez es un hombre culto, inteligente, amante de la lectura, propulsor de los deportes y la cultura, que nunca se cansa de aprender, de prepararse, porque su único techo es el cielo. Con una hoja de servicio intachable e impecable, no cree en la suerte, porque suerte solo tienen los mediocres e ineptos y él no lo es, él cree en el éxito, porque exito es lo que obtienen los hombres que luchan y triunfan, porque ese es el fruto que recogen los triunfadores que han sembrado y cultivado el amor por el prójimo y el bienestar de los demás. Miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y un fiel, leal, y hombre de la absoluta confianza del Presidente Danilo Medina, ha alcanzado todo lo que se ha propuesto tanto dentro como fuera de su partido, porque no es un advenedizo en las lides políticas y porque en su corazón no habita el odio, ni el rencor, creyente de Dios, un hombre sin malicias, que no ha necesitado de zancadillas para lograr las metas que se ha propuesto, porque no se detiene ante las críticas de sus enemigos, consciente de que las criticas pasan, pero los hechos quedan, como dijo el libertador Simón Bolivar.


Como todo político, el actual Director General de Pasaportes y Presidente del Comité Municipal de Santiago,  tiene sus aspiraciones, pero no aspira por aspirar, porque no es un politico ambicioso, que como dijo San Francisco de Asís, es un hombre que desea poco y lo poco que desea, lo desea poco, Monchy aspira, porque le duele su pueblo, le duele su gente y su país y sabe que desde cualquier posición que ocupe, ayudará como hasta ahora lo ha hecho desde los cargos que ha desempeñado, a tener un país mejor, más digno y mejor desarrollado, para garantizar un mejor futuro para nuestros hijos y nietos.
Un hombre como Monchy Rodríguez es lo que necesita Santiago, para que sus munícipes  puedan ver una luz al final del túnel y un arcoiris después de un torrencial aguacero.