Cadáver de comerciante asesinado en Bonao sin sepultar todavía

0
21

NUEVA YORK. Los familiares del empresario Jeffrey Alexander Tavarez, asesinado en Bonao supuestamente por órdenes de su mujer Daurisa Daniela Burgos Santos, de 21 años, denunciaron que el cadáver está varado en la República Dominicana por lo que pidieron la intervención de la Embajada Americana en Santo Domingo, para que intervenga, ya que se trata de un ciudadano estadounidense.

Gisselle Payano, tía de Tavárez, dijo que la angustia y el dolor se multiplican al no poder traer todavía a Nueva York los restos mortales de su sobrino, asesinado por cuatro sicarios, presuntamente contratados por la señora Burgos que era su compañera sentimental por casi tres años, aunque ella niega los cargos.

Tavarez se llevó el nombre de la mujer a la tumba después de habérselo tatuado en el pecho.

Otros seis sospechosos del crimen son buscados por la Policía Nacional.

Los parientes del malogrado joven de 27 años dijeron que han hablado con oficiales electos dominicanos en busca de ayuda, pero el concejal Ydanis Rodríguez y la oficina del congresista Adriano Espaillat, dijeron desconocer esos contactos.

La asambleísta Carmen de la Rosa no devolvió llamadas de este reportero para consultarla respecto a la situación del cadáver de Tavarez.

“Nos preguntamos el porqué están durando tanto para entregar el cuerpo”, dijo la señora Giselle Payano.

Tavarez, quien obtuvo una demanda de dos millones de dólares y recibió uno y medio, se desplazó a Bonao donde invirtió comprando negocios, donde conoció y se enamoró de Daniela, con la que procreó un bebé de siete meses y la dejó embarazada con 19 semanas.

“Son bien descarados”, dijo la tía en referencia a protestas realizadas en Bonao por los parientes de Daniela que defienden su alegada inocencia.

POR MIGUEL CRUZ