Indra dice nunca controló centro de cómputos JCE

0
15

La Junta Central Electoral (JCE) decidió no utilizar los equipos que compró para las elecciones del 2016 supuestamente porque son deficientes, pero Indra dice que cumplió con el contrato.

La empresa Indra, que suministró los equipos a la JCE para la automatización del registro de concurrentes y el conteo de votos en las mesas, negó que el día de las elecciones tuviera el control del centro de cómputos, como ha afirmado el organismo electoral en un informe elaborado por su director de Informática, Miguel Ángel García.

“Los sistemas del centro de control funcionaron 100% dentro de las instalaciones de la JCE y actualmente siguen bajo su propiedad y dominio. La JCE fue en todo momento dueña de la información recibida por las unidades de registro y escrutinio”, establece la empresa en un informe remitido al órgano electoral el primero de diciembre del 2017.

La empresa agregó que proporcionó a la JCE componentes de hardware y software adaptados a la arquitectura y procedimientos definidos por la JCE. “En ningún momento Indra fue responsable de la transmisión de información, su procesamiento ni difusión”, expresó la empresa en el referido documento.

El informe de García señala en sus conclusiones: “La JCE por primera vez pasó de ser el protagonista y responsable de la información electoral a ser un usuario de consulta y presentación de los resultados procesados por un tercero”.

Indra sostiene que el 3 de marzo del 2017, en cuya fecha ya la JCE tenía los nuevos integrantes, la JCE tenía el 99.12% de los dispositivos de la unidad de escrutinio, registro y de transmisión.

En el mismo informe la empresa establece que cumplió con lo estipulado en el contrato. “La JCE en diversas comunicaciones oficiales, manifestó su conformidad con los prototipos y la totalidad de dispositivos y servicios suministrados por Indra”, señala Indra.

Agrega que la falta de transmisión de datos de algunos equipos “no fue consecuencia de su inoperatividad. Indra no fue responsable del uso de los equipos distribuidos, ni de la calidad de la señal en los recintos, ni de las tarjetas Sim contratadas”.

POR YANESSI ESPINAL