EL GRAN OLVIDADO

0
22

CULTURA VIVA

Por Lincoln López

Facetas complementarias en un gran intelectual y ser humano que se recogen en ¨El gran olvidado¨, una publicación del Archivo General de la Nación. Se trata de la compilación de diversos trabajos de un hombre de letras. Cincuenta y dos poesías, una novela, quince cuentos, ocho  críticas literarias, más de diecinueve temas en prosa, quince temas en ¨Fin de semana¨, cronista sobre temas variados, epistolario literario y político, polémica literaria, veintiséis perfiles literarios, cinco escritos como abogado…y por su otro hemisferio, apreciamos al hombre, al ciudadano, al funcionario público, al esposo ejemplar…¨el patriota, el maestro, el conferenciante, el político, el masón¨ (M. E. Sánchez Córdova,  ¨Rasgos Biográficos¨).

¨Ambos son igualmente interesantes el poeta y el hombre. En ambos hay
integridad, estética, pureza de visión, rectitud y, además, simpleza de formas, y en ambos encontramos esa fuerza vital que define a los valores auténticos¨. (P. A. Reyes Vargas, ¨El Poeta y el hombre¨). 

¨Tus ojos son dos gotas de agua
sobre los pétalos de tus mejillas pálidas en las tardes sin luz
ellas tienen brumosas transparencias de perlas¨. (Eulalia).

Me refiero a Rafael Andrés Brenes Pérez (1903-1950). Licenciado en Derecho, en la Universidad de Santo Domingo, en 1931. Ocupó diferentes posiciones gubernamentales:  juez residente del Tribunal de Tierras en Santiago; registrador de títulos del Departamento de Santiago; Secretario de la Oficina de Reclamaciones de  Créditos del Estado; y vicepresidente del Consejo Administrativo del Distrito de Santo Domingo. Entre sus escritos como abogado figura ¨El principio de no intervención y la Sexta Conferencia Panamericana¨ escrito el 3 de diciembre de 1927 concluyendo de la manera siguiente:

¨La prensa americana que ha comentado con todo el interés que ofrece la materia, esta proposición dominicana; ojalá el país no se duela de la indiferencia con que los más notables escritores dominicanos han acogido  la más trascendental de las proposiciones que sobre el proyecto de Convenio sobre Estados relativo al principio de no intervención se hiciera en el seno de la Comisión de Jurisconsultos Americanos¨.

Durante su permanencia en la ciudad de Santiago de los Caballeros se relacionó con los intelectuales y artistas de la época, como Manuel Del Cabral, Domingo Moreno Jimenes, Eugenio Deschamps, Federico C. Alvarez, Juan Francisco García,  Piro Valerio, Yoryi Morel…Sobre muchos de ellos dejó la estampa reflexiva como la que reproduzco parcialmente sobre Yoryi Morel, fechada en diciembre de 1938:

¨Una tarde, yo no sé donde, conocí a Yoryi Morel.
Entonces era delgado, vestía de negro y bajo el ala de un chambergo parisién, sus ojos iban trazando líneas en el lienzo inasible del pensamiento.
Era tímido, de una timidez casi desesperante. Sus palabras ininteligibles casi, chocaban atropelladas en su boca, y caían desfallecidas sobre su corbata de pintor.
Esa timidez y ese atavío me hicieron presentir  en él un pintor del renacimiento clásico¨. 

Felicito sinceramente a la Familia Brenes por entregar esta valiosa producción al país, y al Archivo General de la Nación por esta magnífica edición, la CCCIX de su colección.

¨Es necesario que el ignorante aprenda a leer, a escribir, a sumar, para que la pasión por el caudillo se transforme en la pasión por la idea¨. 

Estas son palabras que escribió Rafael Andrés Brenes Pérez, protagonista de esta Cultura viva.