Tres de cada diez jóvenes dominicanos están desempleados

0
44

 

F1

Tres de cada diez jóvenes en la República Dominicana se encuentran desempleados, revela un estudio dado a conocer por cuatro entidades no gubernamentales.

El  Centro Bonó, la Casa de la Juventud de la Pastoral Juvenil, la Juventud Nacional Trabajadora de la  Confederación Nacional de Unidad Sindical (JUNTRA-CNUS) y el Consejo Dominicano de Jóvenes Trabajadores  de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos  (CDJT-CNTD) anunciaron, por ese motivo, una campaña denominada “Trabajo decente para la gente joven ¡ahora!” con la cual pretenden crear conciencia a fin de que sea enfrentado el problema.

Señalaron que la tasa de desempleo total del país se estima en 14% y en jóvenes de entre 15 y 29 años se estima en 27%, pero la situación es peor entre mujeres jóvenes, las cuales, tienen una tasa de desempleo estimada en 38%.

La investigación “Juventud, Educación y Trabajo”, cuyos resultados fueron divulgados este sábado, fue  realizada por el investigador Víctor Ruíz.

Oportunidad de “trabajo decente”

Ruddy Berihuete, del programa de jóvenes del Bonó, señaló que “para la gente joven, en edad productiva y en condiciones de trabajar, contar con la oportunidad de un trabajo decente equivale a la posibilidad de dignificar sus medios de existencia por su propio esfuerzo.

“De allí la necesidad de impulsar una campaña como ésta dado que el 27% de la juventud dominicana está desempleada, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE)”, expresó.

De su lado, Helena Pérez,  de la Juventud del CNUS, explicó que “empleo decente”  es “un trabajo creador, que dignifica y potenciador de capacidades humanas, pues a partir de la generación de ingresos propios las personas pueden ampliar sus libertades y asumir compromisos de bienestar creciente con relativa autonomía”.

Observó que no  es decente el trabajo que se realiza sin respeto a los principios y derechos laborales fundamentales, ni el que no permite un ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado, sin discriminación de género o de cualquier otro tipo”.

En el primer trimestre de 2014, el Observatorio del Mercado Laboral Dominicano del Ministerio de Trabajo, tomando como base la Encuesta Nacional de la Fuerza de Trabajo del Banco Central, estimó que unos 582,685 jóvenes dominicanos ni trabajaban ni estudiaban y  se encontraban “sin-sin”, o sea, sin empleos y sin oportunidades para desarrollar sus capacidades e insertarse en el mundo del trabajo.

La mayor parte de los “sin-sin“ reside en la zona urbana (63.01%). Las mujeres representan un porcentaje importante (75.47%), mientras que los jóvenes entre 20-24 años tienen la mayor proporción de los sin-sin con un 31.29%.

Otro estudio, Jóvenes RD: Educación, Empleo y Esperanza, divulgado en 2014 por  Acción Empresarial por la Educación, señala que unos 580,000 jóvenes entre 15 y 29 años estaban empleados en el sector informal. Esto significa gente joven con empleos precarios,  que no tienen contratos laborales ni  está incluida en el sistema de seguridad social, no tienen seguro familiar de salud, ni de riesgos laborales ni de vejez e incapacidad. Los jóvenes representan más del 50% de la PEA ocupada en el sector informal.