Unidad Anti ruidos de la Policía realiza más de 700 sometimientos  a la justicia

0
60

SANTIAGO .- La Unidad Anti ruidos de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional, reveló que en el periodo comprendido entre el mes de agosto del año 2016 y junio de este año, incautó más de dos mil bocinas, mediante operativos ejecutados en su área de responsabilidad.

En un informe firmado por el teniente coronel José Miguel Medina encargado de dicha unidad, se indica que las incautaciones se realizaron en varios negocios de expendios de bebidas alcohólicas, propietarios de vehículos y en sectores donde los ruidos molestosos y la contaminación sónica no deja dormir a los vecinos.

Entre los meses de agosto y diciembre del pasado año, fueron ocupadas 870 bocinas, mientras que en los primeros seis meses de este año fueron mil 647, para un total de 2 mil 517 aparatos sónicos.

En ese mismo lapso de tiempo se recibieron 587 denuncias de ciudadanos, y fueron sometidas a la justicia 781 casos por contaminación sónica.

Además se incautaron una gran cantidad de twiters, cornetas y sillas en los negocios visitados.

Las bocinas les fueron incautadas a sus dueños, por violentar las leyes 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y la 287-04 sobre prevención y limitación de ruidos nocivos y molestos que producen contaminación sónica, así como la obstaculización del paso peatonal en diferentes lugares.

El despliegue de los operativos fue efectuado por agentes policiales en conjunto con del Ministerio de Defensa, quienes intervinieron los sectores ensanche Bermúdez, La Otra Banda, Cienfuegos, Hato Mayor, ensanche Libertad,  El Ejido, Mari López, Pekín, Bella Vista, Los Ciruelitos, El Ingenio Abajo,  La Ceibita, avenida Hispano Americana, Matanza, entre otros.

La Dirección Regional Cibao Central de la Policía  Nacional que dirige el general de brigada Víctor Hernández Vásquez asegura que seguirá el despliegue de los operativos de prevención en toda la región, para evitar la contaminación sónica, la obstaculización del paso peatonal y hacer que se cumpla con lo establecido en las referidas leyes, para así garantizar la tranquilidad de la ciudadanía de Santiago y toda la región del Cibao Central.