“Vinimos a buscar información, no a hacer juicios”

0
16

F1

“El objetivo de esta misión es recabar información de carácter técnico para proveer al secretario general de la Organización de Estados Americanos -OEA- de información verídica y objetiva. De Información que no tenga ningún sesgo, ningún prejuicio”.

Con estas palabras el secretario de asuntos políticos de la OEA, Francisco Guerrero, justificó más de una vez su presencia en el país como parte de la misión de ese organismo que permanecerá hasta el domingo, con el objetivo de conocer la política migratoria de República Dominicana puesta en marcha el año pasado por el Gobierno y rendir un informe al respecto.

Guerrero en al menos cuatro ocasiones repitió que la misión que él encabeza está aquí “sin prejuicios” y con la “mente abierta”. “Venimos con una mente abierta. No tenemos ningún tipo de prejuicio. No tenemos, bajo ninguna circunstancia, una opinión específica”, fue el discurso que dio a los periodistas previos a iniciar una sesión de trabajo en Cancillería que tardó alrededor de una hora con funcionarios dominicanos de las instituciones involucradas en el proceso migratorio.

Y después, tuvo otra reunión de dos horas con una comisión de la Junta Central Electoral, encabezada por su presidente Roberto Rosario. Allí, otra vez frente a la prensa, volvió a insistir: “Nuestra misión es absolutamente imparcial. La idea que tenemos es simplemente recabar información, no hacemos juicio sobre lo que observamos”.

Guerrero vino acompañado de otros cinco miembros de la OEA, de quienes asegura son personas conocedoras no solo del tema migratorio, sino de la realidad de República Dominicana. Él y sus acompañantes tienen una apretada agenda en el país que finaliza el domingo e incluye un encuentro con organismos internacionales y de la sociedad civil. ¿Con qué objetivo? “Venimos a escuchar todos los puntos de vistas, todas las voces de la sociedad dominicana y esperamos que nuestra contribución sea positiva, porque es lo que se merece una democracia tan consolidada como la de República Dominicana”, dijo Guerrero.

Las actividades y los encuentros que tendrá la misión de la OEA en estos tres días le ayudará, lo asegura Guerrero, a rendir un informe “de carácter técnico” sobre la situación migratoria suscitada entre República Dominicana y Haití que será presentado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, “para que sirva de ventana de diálogo y oportunidades que sean aceptadas y positivas por los países miembros”, explicó Guerrero.

Ayer, la misión de la OEA visitó la Junta Central Electoral, el Centro de Acogida de Haina, el centro de documentación haitiano del Programa de Identificación y de Documentación para los Inmigrantes Haitianos en República Dominicana (PIDIH), ubicado en el sector Herrera, y hubo una reunión en la residencia del embajador de Estados Unidos, James Brewster.

Hoy la apretada agenda iniciará con un desayuno con 10 organizaciones de la sociedad civil, incluyendo el Centro Bonó, el Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA), y la Comisión de Derechos Humanos. Además, Guerrero y su equipo acudirán a la embajada de Haití en el país y encabezarán un almuerzo con organismos internacionales.

Mañana domingo la misión de la OEA se dirigirá a Haití, no sin antes reunirse con representantes de la Dirección General de Migración y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre en Jimaní. Así, la agenda en República Dominicana terminará para dar paso a su visita a Haití.

“No tenemos nada que ocultar al mundo”

La presencia de la OEA en el país se da a raíz de una invitación que hizo el mismo Gobierno dominicano. De las razones de porqué se decidió hacer esa invitación habló ayer el canciller Andrés Navarro. Dijo que el objetivo es dar a conocer cómo se está llevando a cabo la política migratoria nacional, que él canciller calificó como un ejemplo a nivel internacional.

“Todo lo que se ha hecho ha sido con un carácter de transparencia. No tenemos nada que ocultar al mundo y por tanto somos un Gobierno abierto a que puedan venir misiones de observación con el debido respeto a los procedimientos que se estilan para estos fines”, dijo el canciller Navarro.

“La nación dominicana debe ver esto (la llegada del organismo) como un elemento más de exposición de lo que nosotros como sociedad hemos logrado en el establecimiento de un estado de derecho. También se debe ver esto como un Gobierno que se siente seguro del proceso del ordenamiento de nuestro territorio y de toda la población que habita en ella, ya sea dominicana o extranjera. Debe ver a la OEA como un organismo que puede aportar mucho a las naciones del hemisferio, porque en esa forma es que lo estamos tratando”, destacó.

El ministro de Relaciones Exteriores reiteró nueva vez que República Dominicana es un Estado dispuesto al diálogo, la coordinación y el fortalecimiento de las relaciones con Haití, “pero siempre bajo el principio del respeto a la Constitución y a las leyes dominicanas”.

“No hay un país en el mundo más interesado en el desarrollo de Haití que República Dominicana. Nuestra solidaridad con Haití no es cuestión de momento, de coyuntura ni de evento de calamidad. Nuestra solidaridad comienza cada día cuando nos levantamos y continúa incluso cuando dormimos. El pueblo dominicano ha acogido a todos los haitianos, no importa su condición migratoria, con solidaridad”, destacó Navarro.

“Les faltaba información”

La impresión que se llevó el presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario, luego de dos horas de diálogo con la misión de la OEA es que a ese organismo le faltaba información sobre la reforma migratoria puesta en marcha en el país. Sin embargo, Rosario mostró la seguridad de que lo que explicó fue lo “suficientemente amplio e ilustrativo como para que ellos se construyan una buena imagen” de las decisiones del país en materia migratoria.

“La impresión que tengo es que le faltaba mucha información y por su reacción, la impresión que me llevo es que ellos tendrán información suficiente para poder valorar la riqueza de la reforma que implementamos…”, dijo. Asimismo, reconoció la insistencia del jefe de la misión, Francisco Guerrero, cuando daba garantías de que la misión que ayer llegó al país “es de buena voluntad, según ellos han expresado”. “Guerrero se ha encargado de insistir que es una misión para recabar información. Esto debe llevarle tranquilidad al pueblo de que no se trata de una intervención, ni una supervisión, sino de una misión para recabar información”, concluyó.

OEA visita centro en Haina

La misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se encuentra en el país se mostró satisfecha luego de visitar las instalaciones del Centro de Acogida de Haina. Así lo aseguró el director General de Migración, mayor general Rubén Darío Paulino Sem, a su salida del referido lugar y después de haber encabezado su reunión con la misión.

Esta representación que visita el país la integran, además de Guerrero, Gabriel Bidegain, asesor del secretario general de la OEA; el coordinador principal del organismo, Steven Griner; la secretaria de asuntos políticos, Rebeca Omaña; Iand Edwards, del departamento de conferencias, y Pablo Sandino, del departamento de prensa y comunicación del organismo. Paulino Sem estaba en compañía del embajador de República Dominicana ante la OEA, Pedro Vergés, quien acompaña esta misión que llegó al centro de acogida de Haina a las 4:20 de la tarde y se retiró a las 4:57.

Allí los representantes de la OEA acudieron a observar las condiciones físicas de las instalaciones, las estructuras y el procedimiento que se realizará cuando se materialicen las deportaciones.

Francisco Guerrero

Francisco Javier Guerrero Aguirre es un abogado, político, académico y especialista electoral mexicano. Se desempeñó como consejero del Instituto Federal Electoral de México del 2008 al 2013. Es, además, integrante de la Comisión de Organización Electoral de su país e investigador de la Universidad Anáhuac México Norte.

Andrés Navarro
No tenemos nada que ocultar al mundo y por tanto somos un Gobierno abierto a que puedan venir misiones de observación”

Roberto Rosario
Me dio la impresión de que les faltaba mucha información… Creo que ahora tendrán la suficiente para valorar la riqueza de esta reforma”.