En Santiago dieron el último adiós a Papi Pimentel; “La voz que el Cibao quiere”

0
34

F

SANTIAGO. Los restos del destacado narrador deportivo Rafael -Papi- Pimentel fueron sepultados  en el cementerio municipal de la 30 de Marzo de esta ciudad, ante la presencia de familiares, amigos y colegas.

Una nutrida asistencia de periodistas deportivos dio el pésame y acompañó en el dolor a la familia de “La voz que el Cibao quiere”, quien falleció el pasado jueves en su residencia de la urbanización Jardines Metropolitanos, donde se encontraba postrado tras sufrir en el mes de diciembre del año pasado un derrame cerebral que lo mantuvo interno por varios días en la unidad de cuidados intensivos de un centro de salud privado local.

Varias personalidades expresaron su pesar ante este deceso que conmocionó toda la Ciudad Corazón y gran parte del país, en especial a la familia de la crónica deportiva.

Pimentel laboró por más de 40 años como narrador del equipo de béisbol invernal dominicano Águilas Cibaeñas.

Además fue presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), y miembro de la Asociación de Locutores de esta ciudad, así como del Club Rotario.

A Rafael Pimentel le sobreviven dos de sus cuatro hijos: Tammy y Maira Pimentel.

La ACDS, en voz de su presidente, Américo Cabrera, expresó sus condolencias por la muerte del comunicador deportivo, autor de muchas frases en el béisbol, entre ellas se destacan: “qué majaguazo”, “apúntalo”, “anota Flora”, “Qué pena debe de dar”, y otras.

Asimismo, las Águilas Cibaeñas se unieron al dolor de los familiares y de la crónica deportiva de Santiago, por el triste fallecimiento de Papi Pimentel.

Winston Llenas, presidente del consejo directivo aguilucho destacó las virtudes de Pimentel a quien consideró una de las mejores voces de la narrativa del béisbol y un gran deportista.