La familia que cena en Nochebuena por caridad tendrá su mejor Navidad

0
58

m

SANTO DOMINGO ESTE. Margarita y Bienvenido lucen contentos. Él fue al barbero y se vistió con ropa menos desgastada. Ella tiene un poco más de energía y su voz ronca es más audible.

La familia que cena en Nochebuena por caridad tendrá su mejor Navidad

Todo ha ocurrido desde el pasado martes, cuando Diario Libre publicó que esta familia cena en Nochebuena por caridad, y decenas de lectores se conmovieron con la historia y decidieron donarles alimentos, ropa, electrodomésticos, juguetes para sus nietas e, inclusive, decoración navideña.

La familia que cena en Nochebuena por caridad tendrá su mejor Navidad

“He recibido bastante ayuda de comida, me han mandado ropa, me vistieron mi casita por dentro, que estaba desordenada”, dice Margarita Rodríguez, una mujer de 59 años que, según cuenta, sufre de diabetes y de la presión.

¿Tendrán cena para esta Nochebuena?, le pregunta Diario Libre. “Si, gracias a Dios me dijeron que me iban a traer la cena de mañana y hoy viene un diputado para acá para que almorcemos”, responde Margarita, mientras empiezan a llegar las mesas y los alimentos cocinados enviados por el legislador Eduardo Hidalgo.

La familia que cena en Nochebuena por caridad tendrá su mejor Navidad

Margarita y su esposo Bienvenido Eusebio, de 64 años, contaron a este periódico que al no tener entradas económicas fijas, pues los quebrantos de salud que padecen les impiden trabajar, tienen varias navidades sin poder preparar su propia cena de Nochebuena. “El año pasado nos suplieron los hermanos de la iglesia, algunos amigos, algunas vecinas, nos suplieron la cena, el pollo, nos mandaron para hacer ensalada”, contó la esposa.

  • La familia que cena en Nochebuena por caridad tendrá su mejor Navidad

Este viernes un representante de una fundación miraba la maltrecha vivienda de zinc donde la pareja reside con su hija embarazada y dos nietas, en el sector Brisas el Este. Estaba interesado en reconstruir al menos la mitad de la vivienda.

“Es la alegría tan grande que tengo en mi corazón que no sé cómo explicarle bien (cómo se siente) –dice Margarita-, porque nunca me había pasado una Navidad como esta, tan rica, de todo, que el Señor me ha suplido a través de los medios”.

POR MARIELA MEJIA