Salud Pública minimiza brote tuberculosis Cabral y Báez

0
46

f

SANTIAGO.- El director del Servicio Nacional de Salud (SNS) doctor Nelson Rodríguez, aseguró que son siete las personas que prestan servicios en el hospital José María Cabral y Báez, afectadas en los últimos días por síntomas relacionados con la tuberculosis.

Al mismo tiempo, el funcionario del Ministerio de Salud Pública aseguró que el virus detectado en ese centro hospitalario público santiaguero puede desarrollarse en cualquier hospital del mundo.

Rodríguez habló sobre el particular  al encabezar una rueda de prensa en uno de los salones del Cabral y Báez, en la que estuvieron presentes autoridades regionales de Salud Pública y el director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), Francisco Pagán Rodríguez, institución responsable de la remodelación del hospital.

El doctor Rodríguez indicó que en los siete casos que se investigan sobre el virus de tuberculosis científicamente no se ha obtenido ningún resultado y que se espera tenerlo en los próximos días las pruebas moleculares capaces de detectar la presencia de la enfermedad.

Subrayó que si existe el brote de tuberculosis en el Cabral y Báez fue llevado por pacientes que fueron atendidos por otros problemas de salud, pero que también sufrían de una tos productiva, síntoma que no habría sido detectada por el personal que los atendió, porque no le preguntaron si tosían de manera persistente en ese momento.

“De todas maneras, esIMPORTANTE saber que a nivel mundial el 30 por ciento de la población tiene la bacteria de la tuberculosis, por lo que no es casual que cualquiera pueda tener la bacteria en estado latente, sin que desarrolle nunca la enfermedad”, enfatizó Rodríguez.

Rodríguez puntualizó que, con el objetivo de contrarrestar el problema, se dispuso que cada 15 minutos se produzca el cambio del aire que se respira en áreas como la emergencia, gineco obstetricia y neonatal.

Al mismo tiempo, se dispuso la entrada en funcionamiento del área norte del Cabral y Báez, que se encuentra rehabilitada, para que sus 100 camas sean utilizadas por pacientes y así descongestionar un poco el hospital que presenta un virtual estado de hacinamiento.

Mientras se desarrollaba la rueda de prensa de las autoridades de Salud Pública, médicos y enfermeras del hospital José María Cabral y Báez marcharon por los alrededores de la cuadra donde está ubicado ese centro asistencial público.

Con la acción, reclamaron la solución de los problemas que afectan al Cabral y Báez, al tiempo que insistieron que pasan de 20 los médicos, enfermeras y personal administrativo que han sido afectados por el virus en las últimas semanas.