Declaran culpable en Providence a un dominicano por asesinato de su hija

0
29

f

NUEVA YORK. Un dominicano fue declarado culpable en un juicio sin jurado en Providence, en Massachusetts, por el asesinato de su hija de cinco semanas de nacida.

El juez Netti C. Vogel, de la Corte Superior, emitió el dictamen que declara culpable a Christopher Jiménez, de 30 años, por haber matado a golpes a la bebé porque lloraba mucho.

Jiménez, cuya esposa Mayra González fue condenada previamente a 15 meses por negligencia e indiferencia en la muerte de la niña, fue declarado culpable de asesinato en segundo grado y abuso infantil en primer grado.

El juez Vogel dijo que los fiscales habían demostrado más allá de toda duda razonable que Jiménez había provocado el golpe en la continuación de los maltratos a la bebé que le provocaron un paro cardíaco el 20 de junio de 2012.

La niña fue desconectada de una máquina de respiración artificial 17 días después de ser trasladada al hospital de Niños de Hasbro.

Los médicos encontraron que sufrió cuatro fracturas del cráneo, una de pelvis y cuello del hueso, 28 de costillas y el hígado lacerado.

Las lesiones fueron dadas a conocer por un médico forense que testificó la semana pasada. Prácticamente todos los huesos del cuerpo de la niña estaban rotos, incluyendo sus muñecas, los tobillos y las rodillas.

Las lesiones comenzaron cuando ella tenía 2 semanas de nacida, dijo el médico en la corte.

Las pruebas demostraron que la lesión cerebral traumática grave pudo haber sido causada por agitaciones rápidas o el uso de fuerza contundente que le causó un trauma en la cabeza, dijo el juez.

El magistrado rechazó la declaración de Jiménez a la Policía de Providence de que se había sentado accidentalmente sobre la bebé, añadiendo que ella se cayó al levantarse de su cuna y por error trató de mantenerla demasiado segura.

El juez esbozó la teoría de que Jiménez hizo daño a la menor en un momento de estrés, mientras estaba encerrado en una habitación con la niña y su hermano de 1 año, durante semanas.

Los abogados de Jiménez, Pablo Di Maio y Stefanie DiMaio Larivee, sugirieron que la Policía había dicho erróneamente, que Jiménez estaba demasiado rápido y que otra persona lesionó al niño.

Jiménez negaba con la cabeza de vez en cuando y fruncía las cejas cuando el juez leyó el veredicto.

Cerró los ojos durante los argumentos de cierre de las fiscales adjuntas Ania Zielinski, y Alison DeCosta.

La madre de la niña estuvo con sus padres en laSALA del tribunal.

El juez de la Corte de Familia, Michael B. Forte, dijo que González “sabía o debería haber sabido” que su bebé estaba sufriendo, que no comía adecuadamente, sufría de letargos, vómitos y reaccionaba al dolor cuando era tocada”.

“Está claro que ella era una madre negligente”, dijo el juez Vogel

POR MIGUEL CRUZ TEJADA