Arabia sopesa su respuesta a la “puñalada por la espalda” del Congreso de EE.UU.

0
52

f

RIAD. Arabia Saudí, que tildó de “puñalada por la espalda” el voto hostil del Congreso estadounidense sobre los atentados del 11 de septiembre, podría reaccionar reduciendo su cooperación con Washington.

El Senado y la Cámara de Representantes rechazaron el miércoles por una amplia mayoría el veto del presidente Barack Obama a una ley que permite a las familias de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001 demandar a Arabia Saudí.

En una primera reacción oficial, un portavoz del Ministerio saudí de Relaciones Exteriores instó al Congreso estadounidense a actuar para evitar “las consecuencias desastrosas y graves” de esta ley en las relaciones bilaterales.

“Temo que esta ley tenga consecuencias estratégicas catastróficas” en las relaciones históricas entre Washington y Riad, advierte Salman al Ansari, presidente de un comité privado para la promoción de las relaciones entre Arabia Saudí y Estados Unidos (SAPRAC).

La relación Washington-Riad, entablada desde hace más de 70 años, se basa en particular en un intercambio de la seguridad estadounidense contra el petróleo saudí.

“Arabia recibió una puñalada por la espalda con esta ley irracional e irrealista”, señala Ansari a la AFP. “¿Cómo se puede perseguir a un país que colabora (en la lucha) contra este mismo terrorismo, del que es acusado sin fundamento?”, se interroga.

Nada menos que 15 de los 19 autores de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, donde murieron casi 3.000 personas, eran ciudadanos saudíes, aunque hasta el momento no fue posible determinar una conexión con el país. El gobierno saudí niega cualquier relación con los atacantes.

POR AFP