¡Histórico! Gobierno de Colombia y las FARC firman tratado de paz

0
46

 

M

Agencias

LA HABANA, Cuba.- En un histórico y anhelado hecho, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “Timoleón Jiménez” o “Timochenko”, firmaron en esta capital cubana el convenio para detener las hostilidades, el paso más significativo hacia un acuerdo definitivo de paz en la referida nación suramericana.

Con esta muy esperada oficialización del cese al fuego bilateral entre las FARC y el gobierno colombiano, se inicia un paulatino abandono de las armas por parte de los rebeldes y su incorporación a la vida civil.

El acto fue realizado en el salón de protocolo de El Laguito, a donde los asistentes fueron recibidos por el presidente de Cuba, Raúl Castro y el canciller Bruno Rodríguez.

Tras cuatro años de diálogo en La Habana, esta firma del acuerdo de paz contó con la asistencia del secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, el presidente Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y mandatario dominicano, Danilo Medina, los presidentes de Venezuela Nicolás Maduro y de Chile Michelle Bachelet, entre otros.

El garante de Cuba para este acuerdo, Rodolfo Benítez, tomó la palabra en la ceremonia para detallar las implicaciones del mismo.

Indicó que ambas partes asumieron un compromiso de contribuir a una nueva cultura que proscriba el ejercicio de las armas en el ámbito de la política y a no repetir las condiciones que contribuyeron a las hostilidades de este conflicto armado.

El conflicto armado interno dejó más de 220,000 muertos, miles de desaparecidos y millones de campesinos desplazados a las ciudades desde que comenzó en 1964.

Se recuerda que Santos aseguró esta semana que el acuerdo de paz completo podría estar listo para el 20 de julio, día de la independencia de Colombia, aunque “Timochenko” prefirió ser más cauteloso con la idea de dar una fecha precisa.

Países que durante una década tuvieron gobiernos de izquierda o aún los mantienen en el continente como Argentina, Venezuela, Brasil o Ecuador siguieron de cerca e impulsaron las conversaciones que se desarrollan desde fines de 2012 en Cuba e incluso algunos moderados como Chile se ofrecieron para acompañar el proceso.