Destruyen afiches del presidente Medina en NY

0
42
M
Por Ramón Mercedes
 
Nueva York.- Ciudadanos dominicanos que transitan por las concurridas vías de Dyckman, Sherman, Nagle, Saint Nicholas, Broadway, Ámsterdam, y Audubon en el Alto Manhattan, donde se concentra la mayor cantidad de criollos en todos los Estados Unidos y el mundo, ve asombrados cómo han destruidos miles de afiches que promueven la reelección del presidente Danilo Medina, candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
La publicidad exterior es un valioso complemento a las campañas publicitarias lanzadas en otros medios de comunicación: televisión, radio, prensa, constituyendo un recordatorio de los mensajes lanzados en otros soportes y un importante refuerzo de los mismos.
En los vecindarios criollos de Washington Heights e Inwood, la propaganda fue colocada el pasado fin de semana, y se pudo observar incalculables grandes posters a full color del mandatario dominicano, roto, rodando por el suelo y tirados en los zafacones de basura.
Se desconoce quién o quienes colocaron la promoción reeleccionista en el Alto Manhattan, la cual tiene el emblema y nombre solo de “Decisión Nacional”, tampoco se conoce las identidades de las personas que las colocaron, ni la destruyeron. Este reportero pudo escuchar a varios criollos, cuando pasaban frente a algunos de los afiches, hablar negativamente del mandatario.
“Decisión Nacional” aparece en la red como “una organización social creada para apoyar las iniciativas que procuren el desarrollo sostenible de los dominicanos, que busca sumar esfuerzos al de la mayoría de los que claman por mantener al frente de la nación a un hombre con condiciones excepcionales y que trabaja sin descanso en la construcción de la Patria que Duarte soñó”. Tiene su dirección en la calle Marginal Sarasota 18, Mirador Sur, Distrito Nacional, RD, con teléfono (809) 797-2012, e-mail: info@decisionnacional.do.
Una Ordenanza Municipal de la ciudad de Nueva York establece que es ilegal pegar, publicar, clavar o adjuntar folletos, pegatinas o propaganda política en paredes, vallas, árboles, postes de luz, estaciones de tren o cualquier otra propiedad de la Metrópoli.