FF

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez recomendó al embajador de Estados Unidos, James W. Brewster, atender los temas de la embajada en lugar de opinar respecto a la corrupción en este país.

“A ese señor (James Brewster) que se meta en su embajada y como esposa que es de un señor, que se ocupe de la casa, eso es lo que tiene que hacer él”, sostuvo López Rodríguez.

La semana pasada, el embajador Brewster exhortó a los líderes empresariales «a seguir presentando la corrupción como problema a los más altos niveles del Gobierno» e indicó que dicho problema es un «cáncer» que retrasa el crecimiento, «afecta negativamente el comercio, e impide la aplicación justa de la ley».

Durante el tradicional almuerzo anual de Acción de Gracias de la Cámara Americana de Comercio en República Dominicana, Brewster explicó que cada empresario que conoce, ya sea estadounidense o dominicano, menciona la corrupción como el mayor problema en la República Dominicana.