Como una medida abusiva en contra de las familias de escasos recursos, califican amas de casa las pretensiones de sectores ganaderos de que se aumente hasta 30 pesos el litro de leche en fincas.

La presidenta del Frente Nacional de Consumidores, Carmen María Solano, llamó a la población a no permitir una posible alza al precio del producto.

Advirtió que de incrementarse el precio del litro de leche, este llegaría al consumidor final entre noventa y cien pesos, lo que impactaría negativamente la alimentación de niños y envejecientes.